La Coordinadora Residente de Naciones Unidas en La Habana no cuenta con condiciones para cumplir toda su misión.

Posted on Actualizado enn

Por Moisés Leonardo Rodríguez. Cabañas. 8 de junio de 2017.

 

Desde febrero de 2017 se intentó conseguir una entrevista con la Coordinadora Residente de Naciones Unidas en Cuba, Myrta Kaulard, y no fue hasta el 2 de junio que se recibió la respuesta de la imposibilidad de satisfacer lo solicitado.

 

Con dicha entrevista se intentaba solicitar la realización de una vídeo conferencia con algún funcionario de Naciones Unidas con defensores cubanos para que explicara la importancia de comunicar violaciones de estos derechos a la ONU y las normas y procedimientos que se deben observar al hacerlo.

Asimismo se pretendía solicitar que nos prestara un local de la sede, ubicada en calle 18 entre 1era y 3era en el reparto Miramar de la capital, para impartir el taller de la Cátedra de Derechos Humanos Profesores Ernesto Dihigo y Guy Pérez dada la imposibilidad de hacerlo en la isla por obstaculizarlo el departamento de la seguridad del estado cubana.

La solicitud de ambas cuestiones está basadas en lo expuesto en el Folleto Informativo número 29   de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de NU sobre los defensores, en que se afirma:

“Existen fuertes vinculaciones entre la función y los objetivos de los defensores de los derechos humanos y los de los equipos de las Naciones Unidas en los países(…) los defensores a menudo son interlocutores decisivos de las Naciones Unidas a nivel de los países. Por consiguiente, el apoyo del sistema de las Naciones Unidas en su conjunto a la Declaración sobre los defensores y en especial el que prestan los equipos de las Naciones Unidas en los países, significa un apoyo a los objetivos fundamentales de la organización”. (Páginas 37 y 38 en versión digital de la ONU)

Y más adelante continúa sobre esto:

“Los equipos de las Naciones Unidas en los países deben participar activamente en la aplicación de la Declaración (Se refiere a la Declaración 53/144 sobre los defensores de derechos humanos) y apoyar, dentro de los límites de sus mandatos, a los defensores de derechos humanos” (Ídem, página 38).

Entre las medidas que pueden aplicar los equipos de NU en los países se incluye:

“Organizar reuniones privadas entre los jefes de las oficinas locales de las Naciones Unidas y los defensores de los derechos humanos que trabajen en el país (los que proceden de la sociedad civil como del Estado) durante las cuales los defensores puedan presentar sus preocupaciones relativas a los derechos humanos y las recomendaciones pertinentes a los mandatos de los organismos, los programas y las oficinas de las Naciones Unidas correspondientes”.

Basándonos en lo anterior, realizamos al menos 10 llamadas telefónicas al 53 7 2041492 durante el mes de febrero de 2017 para lograr la entrevista pero que resultaron infructuosas. Varias de ellas mantuvieron al solicitante por hasta 3 minutos escuchando la melodía And I Love Her en espera de comunicar con la extensión de dicha Coordinadora o su asistente, Maite Trueba. En otras se afirmaba no estar la Coordinadora o su asistente.

Numerosos correos electrónicos a las direcciones maite.trueba@undp.org y posteriormente también al registry.cu@undp.org en los meses siguientes, dieron diversas explicaciones a la falta de respuesta hasta que el 2 de junio se recibe la última de la Coordinadora a través de Maite Trueba en la que se explica que no cuentan con medios técnicos para la tele conferencia ni tampoco con locales, pues los que poseen son utilizados como oficinas, lo que los obliga a pedir locales para sus propias reuniones a otros organismos.

Cuatro meses demoró la respuesta de la imposibilidad de apoyar a los defensores cubanos en su solicitudes basadas en las normas de la organización y cumplir con el fin expresado en su Carta sobre “el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión”.

Pensamos, y sugerimos, que debieran tomar nota los organismos superiores a esta oficina de país para que satisfagan las carencias que ahora les impiden cumplir totalmente su mandato al verse imposibilitada de apoyar como se establece el trabajo de los defensores de derechos humanos en la isla que actuamos conforme a las normas y procedimientos del organismo internacional.

Conservamos bajo custodia de manos amigas algunas conversaciones telefónicas así como algunos de los correos electrónicos que contribuyen a demostrar la veracidad de lo expuesto.

 

corrientemartiana2004@gmail.com             moises47@nauta.cu                    @cubamartiana

 

www.corrientemartianacuba.org

 

ANEXO:    

Solicitud a las Naciones Unidas.

Petición a NU.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s