(16) Denuncias ante Representante especial de defensores de DD.HH de Naciones Unidas.

Posted on Actualizado enn

Comunicación a Procedimientos Especiales de Naciones Unidas desde CUBA.

(Lea las instrucciones al final antes de iniciar su comunicación)

 

  1. Identificación de la(s) presunta(s) víctima(s):
  1. Apellidos: Rodríguez González

 

  1. Nombres: Dalila

  1. Sexo:   M _____       F __X___

 

  1. Fecha de nacimiento o edad (en el momento de sufrir la violación): 33 años

 

  1. Nacionalidad (es): cubana

 

  1. a) Tipo de documento de identidad (documento de identidad de su país, pasaporte u otro similar).

 

  1. b) Número: carnet de identidad: 83092409534

 

  1. Profesión y/o actividad (si hay motivos para creer que la violación de derechos y/o libertades guarda relación con ella (s):

 

Profesora de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, Cuba.

 

  1. Dirección habitual: Egido Nro 8, entre Dagoberto Cubela y Lino Pérez

 

Municipio: Camajuaní             Provincia: Villa Clara     País: Cuba

 

  1. Identificación de los autores de la violación.
  1. Fecha en que ocurrió la violación: 11 de abril de 2017

 

  1. Lugar en que ocurrió la violación (lo más detallada que sea posible): En la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas (UCLV).

 

  1. Autores que presume ejecutaron la violación:

 

Andrés Castro Alegría, Mercedes Yera González, Osana Molerio Pérez y Cristian (se desconocen sus apellidos).

 

  1. ¿Son miembros los autores de alguna institución oficial? ¿De cuál?:

 

De la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. Andrés Castro Alegría (rector), Mercedes Yera González (asesora jurídica), Osana Molerio Pérez (vicerrectora académica) y Cristian (Agente que atiende la Seguridad del Estado en la Universidad).

 

 

  • Describa detalladamente los hechos y circunstancias en que ocurrió la violación comunicada. (sea breve y conciso)

El 11 de abril de 2017 el Rector le hace entrega a Dalila Rodríguez González de una Resolución Rectoral en la que se le revoca la categoría docente principal de Profesora Auxiliar y de la condición de profesora universitaria, lo que equivale a su expulsión de la universidad en cuestión, en la cual se desempeñaba como profesora desde el año 2006.

 

En la Resolución se plantea como motivo de la expulsión que sus actitudes sociales y éticas distan de las de un profesor de esa categoría y puede afectar la formación de sus estudiantes.

 

Posteriormente, se suspenden las clases en la Facultad de Humanidades, donde se desempeñaba como profesora, y se convoca a un claustro extraordinario. El claustro es dirigido por el rector y agentes de la la Seguridad del Estado, se celebra en un aula a puertas cerradas. Los profesores son obligados a despojarse de sus carteras y teléfonos celulares y la vicerrectora académica expulsa a Rodríguez González del local alegando que ya en ese momento había perdido su condición de profesora universitaria y por eso no podía participar.

 

El objetivo del claustro es informarles a los profesores el motivo de su expulsión. En dicha reunión el rector plantea que no puede dejar de reconocer que Rodríguez González es una profesora intachable en la universidad, pero que fuera de los predios universitarios es una contrarrevolucionaria y la universidad es solo para los revolucionarios. Este argumento no coincide con el expresado por él en la Resolución que le entrega momentos antes de esa reunión. Los profesores son amenazados de correr la misma suerte si se solidarizan con ella y se les prohíbe hacer comentarios sobre el asunto.

 

Esta medida también troncha todas las posibilidades de superación de Rodríguez González y un trabajo científico de doctorado aprobado por el Instituto de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en el 2015 e inscrito en un programa doctoral de la UCLV.

 

Es importante señalar que Rodríguez González cursó sus estudios universitarios de Licenciada en Letras y una maestría en Estudios lingüístico-editoriales hispánicos en dicha universidad. Fue graduada con título de oro y por su desempeño integral fue seleccionada para ejercer como profesora de la Facultad de Humanidades. Se consta de documentos que acreditan el amplio currículo desplegado en su labor como educadora e investigadora y desde sus inicios como estudiante.

 

En su expediente laboral no hay ninguna sanción disciplinaria y sus evaluaciones profesorales son de excelente en todos los rubros: trabajo docente-educativo, trabajo docente-metodológico, investigación, superación y extensión universitaria.

 

Esta violación es la culminación de una serie de amenazas y acosos hechos a Rodríguez González por parte del rector y la Seguridad del Estado desde el año 2015 debido a que es hija de un Defensor de los Derechos Humanos (quien presenta esta comunicación) y su casa es visitada por varios representantes de la sociedad civil cubana como el pastor bautista Mario Félix Lleonart Barroso, con el cual ella sostiene vínculos fraternales y amistosos, pues Rodríguez González es cristiana, desde los 13 años es miembro de la Iglesia Pentecostal Buenas Nuevas en Camajuaní, ahora asociada a la Calvary Chapel.

 

 

  1. Señale los derechos presuntamente violados durante el incidente comunicado.

 

Existieron errores en el procedimiento establecido. Según el Reglamento para la aplicación de categorías docentes de la Educación Superior (modificado por la Resolución Ministerial 85/16) por el cual se juzga a Rodríguez González, cuyo quebrantamiento consiste en la violación absoluta del procedimiento establecido, lo que influye directamente en el principio acusatorio del proceso, pues en la forma establecida le asiste el derecho de ser analizada por un tribunal destinado a tales efectos donde este le dará cuenta y podrá ser escuchada en juicio.

 

Según lo dispuesto en el ARTÍCULO 77 de dicho reglamento: El decano, o nivel equivalente, da su opinión fundamentada y la envía al Rector, que decidirá al respecto. Una vez decidido por el rector el inicio del proceso de revocación, se procede a su remisión al tribunal correspondiente y en el ARTÍCULO 78: El presidente del tribunal que tramita el expediente de revocación de un profesor universitario, comunica el inicio del proceso al decano o a los jefes de otras áreas organizativas aprobadas en la estructura, para que lo notifiquen al interesado, imponiéndole del derecho que le asiste a formular sus descargos y proponer las pruebas de que intente valerse, en el término de siete días naturales contados a partir de la fecha de la notificación. Cuestiones todas que han sido pasadas por alto y de forma unipersonal el rector ha tomado la decisión inquisitiva de sancionar a Rodríguez González dejando en flagrante estado de indefensión a una ciudadana de este país, derechos y principios constitucionales que amparan un proceso justo y adecuado en derecho.

 

En cuanto a la Resolución Rectoral No 261/17, emitida por el rector, no cumple con los requisitos legales establecidos para la confección de este instrumento, toda vez que deja de narrar las pruebas de las que se valió el órgano competente para tomar la decisión juzgadora. Cuestión que va en contra del principio de contradicción, es decir, no se nos permite (ya que desconocemos totalmente los medios de pruebas en los que se sustentan los hechos) presentar pruebas en contrario que exculpen a Rodríguez González de toda responsabilidad. No podemos dejar de denunciar que en cada instrumento condenatorio es obligatorio poner el recurso pertinente de existir, dato que garantiza el mecanismo de defensa del inculpado.

 

Por último, el estricto y correcto actuar de Rodríguez González, el cual puede ser acreditado mediante documentales privados y públicos que muestran un excelente currículo no solo en sus casi once años de labor como educadora e investigadora, sino desde su vida estudiantil, ha sido lacerado por la resolución que en su momento fuera emitida por el Rector de la universidad, argumentos todos que pongo a colación para que esta instancia saque las conclusiones siguientes:

 

  • Preparación académica y científica acumulada que puede ser transmitida a los futuros estudiantes.
  • Trabajo científico de doctorado que quedará tronchado por esta medida.
  • Esfuerzos y sacrificios que no han sido tomados en cuenta a la hora de tomar una decisión juzgadora.
  • Derechos Constitucionales que han sido quebrantados.
  • Principios de derechos que han sido olvidados.
  • Justeza de los procesos administrativos de lo cual nuestro país presume ser un exponente mundial.

 

De la Declaración Universal de Derechos Humanos:

 

Artículo 1. Por recibir un trato desigual con sus derechos

Artículo 2. Por ser distinguida por su opinión política presumiblemente

Artículo 7 Por no recibir protección de la ley

Artículo 8 Por no haber recibido un recurso efectivo

Artículo 10 Por no ser oída públicamente por un tribunal imparcial

Artículo 11 Por no haberse presumido su inocencia

Artículo 12 Por atacarse su honra

Artículo 18 Por no respetarse su libertad de pensamiento y conciencia

Artículo 19 Por no respetarse su libertad de opinión y expresión

Artículo 23 Por violarse su derecho al trabajo

Artículo 28 Por no contar en su país con un orden social en que se hagan efectivos los derecho y libertades proclamados en la Declaración

 

  1. Identificación de la(s) persona(s) u organización(es) que presenta(n) la comunicación:

 

  1. Nombre y apellidos de la(s) persona(s) o nombre de la organización y de quien la representa:

Leonardo Lino Rodríguez Alonso (padre de la víctima). Defensor de los Derechos Humanos, Periodista Independiente y coordinador en Cuba del no reconocido oficialmente Instituto Patmos

 

  1. a) Dirección de la persona o sede de la organización: Egido No. 8, entre Dagoberto Cubela y Lino Pérez

Municipio: Camajuaní           Provincia: Villa Clara   País: Cuba

 

  1. b) correo electrónico: leonardo.ra2014@gmail.com
  2. c) teléfono fijo:
  3. d) teléfono móvil: 53281119 y 53236152

 

Instrucciones.

 

  1. Si hace su comunicación manuscrita, por favor, emplee tinta negra o azul y letra legible, preferentemente de molde.
  2. Su comunicación no se examinará si emplea lenguaje insultante o contenidos políticos.
  3. Limítese a describir los hechos relacionados con el incidente y brinde solo los detalles indispensables de forma clara y concisa. No se trata de evaluar u opinar, solo de describir hechos.
  4. No se aceptan comunicaciones anónimas.

 

Para aclarar dudas puede contactar a Moisés Leonardo Rodríguez en:

Avenida 45 número 2410 entre 24 y 26, Cabañas, municipio Mariel, provincia Artemisa. CP 34100. Cuba.

Correo electrónico: corrientemartiana2004@gmail.com

Anexos de Resolución rectoral de expulsión de la ciudadana Dalila Rodriguez Gonzalez;

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s