Contradicciones de Mariela Castro.

Por Moisés Leonardo Rodríguez. Cabañas. Marzo de 2017

 

Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) de Cuba, dijo a la prensa en México, durante el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), que Cuba no ha adoptado una ley a favor del matrimonio igualitario porque “A nosotros no nos gusta copiar, nosotros queremos tener creatividad y buscar lo que verdaderamente se ajuste a la posibilidad de formación social y a nuestra realidad”.

Esta afirmación resulta contradictoria con la que hizo también ante la prensa internacional en mayo de 2008 cuando prometió que se pediría a las instituciones pertinentes del país (Cuba) que se concrete la reforma del Código de Familia para que sean reconocidas legalmente las uniones entre homosexuales y que “se analice, por vía de una resolución o algo, que en las prisiones se `puedan hacer pabellones conyugales para las personas homosexuales, que no los tienen”.

Afirmó ahora que “La meta principal no es el matrimonio, es una de las metas. Para nosotros la meta principal es lograr la igualdad de oportunidades como se logró en el proceso de trabajo con la discriminación a la mujer”.

Esta última afirmación también es contradictoria con la realidad, admitida por funcionarias del propio CENESEX en los medios oficiales de prensa, de que aunque la legalidad las iguala, en la práctica social, las mujeres siguen sufriendo discriminación por parte de los empleadores. En el caso de los homosexuales, ni siquiera existe ley que los ampare de forma explícita.

La Castro reafirmó la supremacía de los intereses del poder del Estado cubano por encima de los derechos de los seres humanos a la igualdad en dignidad y derechos y a la no discriminación, al decir que cuando se defiende el socialismo (entiéndase en Cuba como el poder absoluto y totalitario en manos de los cabecillas de un partido único, el comunista) “no puedes irte por la más sencilla, por la primer solución que aparezca ni repetir lo que hacen otros”.

Otra notable contradicción es su confesión de no estar “convencida” respecto a los desfiles del “orgullo homosexual” porque hacen ver a este grupo desde lo “carnavalesco”. Pero es que fue ella quien organiza y marcha al frente en ocasiones de las comparsas que cada año “carnavalean” por la calle 23 de La Habana en contra de la homofobia.

 

corrientemartiana2004@gmail.com   moises47@nauta.cu     @cubamartiana

http://www.corrientemartianacuba.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s