Basura en las calles.

Posted on Actualizado enn

Por Ileana de los Angeles Iglesias Nodarse.

Cabañas. Marzo de 2017.

Recuerdo siempre que en mi pueblo natal, Cabañas, del actual municipio Mariel en la provincia Artemisa, en la década de los cincuenta, solo un hombre nombrado Silvestre, pasaba cada mañana muy temprano con su carretón tirado por un caballo recogiendo la basura del pueblo.

No tengo idea de cuántas horas pasaba en esa labor pero no había basuras tiradas por todas partes como ocurre en la actualidad y desde hace bastante tiempo ya.

Los Cabañenses nos sentíamos orgullosos de tener un pueblo tan limpio gracias a la labor diaria de este hombre y la colaboración de los residentes, ya sea con los desechos de sus casas, de los establecimientos públicos y privados y al deambular por sus calles.

Hace poco también comenzó a pasar un carretón con caballo de un particular contratado por el gobierno municipal para que hiciera esa labor y el pueblo estuvo mucho más limpio que ahora en que se hace con un camión y varios hombres sin regularidad alguna en esta labor.

Este último carretonero, es del siglo XXI referido, dejó de trabajar porque los dirigentes de Servicios Comunales dejaron de pagarle y en su lugar contrataron un camión propiedad de una cooperativa agropecuaria de la zona para que realizara esta función. Para esto “asignaron” cierta cantidad de petróleo para el vehículo y contrataron además varios hombres para la recogida de los desechos sólidos.

Como reza el refrán popular “El remedio ha sido peor que la enfermedad”, Para ahorrar combustible, el camión solo recoge una o dos veces por semana por la calle central y por las secundarias en muy pocas ocasiones.

imgres

Tuve la curiosidad de anotar la última fecha en que pasó por mi cuadra y quiero compartir con los lectores que fue el 11 de Enero del 2017, escribo estas líneas el 2 de Marzo así que, si no me equivoco, ya son casi casi dos meses que no se recoge la basura de la calle secundaria en que vivo.

Lo anterior provoca que los perros rieguen los desechos a lo que se une el mal olor, las condiciones favorables para la reproducción de vectores y todo lo desagradable que resulta este espectáculo que además afea el ornato público.

¿A quién podremos culpar de este desatino? ¿Al denominado bloqueo? ¿A cuál, al externo o al interno?

corrientemartiana2004@gmail.com                   moises47@nauta.cu                          @cubamartiana

www.corrientemartianacuba.org

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s