Pienso en otros muertos.

Posted on

Por Moisés Leonardo Rodríguez. Cabañas. Noviembre de 2016.

Ha muerto Fidel Castro. Aunque no lo comparto, respeto el dolor de sus familiares y allegados sinceros. Pero no pienso en su muerte sino en la de los que le siguieron en sus acciones violentas, en las víctimas de sus decisiones, en la de muchos de los que se le opusieron, en las de los que intentaron huir de su dominio totalitario.

_90729947_castromoncada

En estos días de sus prolongadas honras fúnebres yo pensaré en los que, inspirados y guiados por él, murieron durante los asaltos a los cuarteles en 1953 en el oriente del país, también en los soldados que allí mataron. En todos los que cayeron en las escaramuzas durante la guerra de guerrillas y en la lucha en los llanos contra el entonces dictador Fulgencio Batista.

Recordaré a los fusilados sin mediar el debido proceso en los primeros años de detentar el poder el que ayer murió a los 90 años tranquilamente en su cama, en los caídos durante las luchas en el Escambray y otros lugares por derrocar al que los había traicionado, en los fallecidos mientras intentaban, y entre los que aun intentan huir del país, en Pedro Luis Boitel y Orlando Zapata, en las víctimas del hundimiento del Remolcador 13 de marzo, en los tres jóvenes fusilados sumariamente por secuestrar un remolcador sin causar víctima alguna en 2003. Pienso en los caídos en guerrillas y guerras ajenas.

Pienso en las vidas arruinadas de miles y miles de cubanos que sufrieron en las Unidades Militares de Ayuda a la Produccción por solo ser religiosos u homosexuales, por disentir pacíficamente de las siempre erradas políticas públicas y el despiadado control totalitario que ejerció unilateral y arbitrariamente. En los disidentes pacíficos reprimidos violentamente por sus cuerpos policíacos y las turbas de fanáticos y oportunistas que ahora le llorarán en público.

Pienso en tanto sacrifico y dolor durante su gobierno y el de su hermano, al que denominan revolución y me pregunto para qué.

Aun están pendientes las promesas de su autodefensa conocida como La Historia me Absolverá.

El problema alimentario está peor que en el año 1953 pero no se cumple la promesa de entregar tierras en calidad de dueños a quienes se dispongan a trabajarlas. Lo poco que producen nuestros campos se sigue perdiendo en parte y siendo objeto de especulación el resto por el capricho de no instaurar el mercado libre campesino y en su lugar mantener el monstruo ineficiente de acopio y distribución estatal.

No se restauró el prometido orden constitucional que rompió en 1952 Batista sino que se sovietizó. ¿Por qué no se ha efectuado la entonces elogiada a conveniencia separación de poderes? ¿Por qué aun se mantiene un poder judicial parcializado y dependiente si en dicho alegato se defendió su independencia literalmente?

Una limitada ley de inversión extranjera espanta más que atraer inversionistas a la isla. Una política de apartheid impide a los cubanos realizar dichas inversiones, son hostigados hasta la saciedad aquellos a los que se permite el trabajo por cuenta propia que debía denominarse de forma más precisa timbiricheo. Esto explica que no se atisbe en el horizonte la también prometida industrialización del país.

Como antes, cuando los políticos pedían el voto a cambio de brindar servicios médicos y oportunidades de estudio a los hijos de algunos pobres, hoy la educación y la salud siguen teniendo injerencia y condicionamientos de parte de políticos de la actualidad, claro de los únicos políticos permitidos, los comunistas. Ríndanle honras los que se sientan beneficiados por su actuar. Por mi parte se las reservaré a los que aquí he mencionado y otros que aun quedan en mi lista. Agradezcan le los que así lo deseen, yo viviré hasta el último de mis días luchando porque sus promesas incumplidas se hagan realidad.

1f2

No por Fidel, sino porque como dijo Martí “La verdad no escoge los labios que han de pronunciarla” y fue él quien resumió en el alegato de marras las aspiraciones de la entonces generación del centenario y que después ignoró al tomar el poder. Descansen en paz todos los que murieron por seguirle, por oponerse le o por huir de él.

corrientemartiana2004@gmail.com

moises47@nauta.cu      @cubamartiana

http://www.corrientemartianacuba.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s