(2) Denuncian ante relator especial contra la tortura de Naciones Unidas al gobierno cubano.

Posted on Actualizado enn

7 de Noviembre de 2016

onu

A: Representante Especial para los Defensores de los Derechos Humanos de Naciones Unidas..

Asunto: Violaciones contra defensor de los derechos humanos en Cuba de lo establecido en la Resolución sobre los defensores y la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el 6 de noviembre de 2016 en La Habana por parte de agentes del Departamento de Seguridad del Estado del Ministerio del Interior de la República de Cuba.

Referido a: Defensor Moisés Leonardo Rodríguez Valdés.

Estimado Relator, un saludo de paz y amor.

  1. Soy Moisés Leonardo Rodríguez Valdés, de nacionalidad cubana, sexo masculino, 69 años de edad, Profesor Asistente de Física jubilado y por ya 25 años defensor de derechos humanos ajustado a las normas y procedimientos establecidos al respecto por vuestra organización.

En los últimos 11 años he remitido a la Unidad de América de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos comunicaciones sobre violaciones de derechos humanos por parte del Estado cubano, ultimamente en la persona del Señor Santiago Martínez Orense, quien puede dar fe de ello. He impartido asimismo talleres sobre defensa de estos derechos en varios lugares del país en los últimos años.

Pertenezco a la Corriente Martiana, de la cual soy su promotor inicial y sobre cuyo trabajo puede tener información en nuestra página web actual: www.corrientemartianacuba.org y en la anterior: http://corrientemartiana.wodpress.com

Dado que fui privado por un proceso legal amañado con intervención de la Seguridad del Estado y su colaborador, el hijo de mi madre Jorge Alan González Valdés, del domicilio que me correspondía en La Habana según testamento dejado por mi madre, vivo actualmente en la casa de mi esposa, Ileana de los Angeles Iglesias Nodarse, en Avenida 45 número 2410 entre 24 y 26, Cabañas, municipio Mariel, provincia Artemisa. Cuba.

Mis correos electrónicos son: moises47@nauta.cu y corrientemartiana2004@gmail.com al último de los cuales accedo esporádicamente. Mi número de teléfono móvil es +53 53351152.

  1. Desde el 1ero. de diciembre de 2015 y hasta el presente, la Corriente Martiana desarrolla junto a algunos miembros de la comunidad LGBTI una campaña en pro de la legalización del matrimonio igualitario en Cuba dentro del limitado marco legal vigente y denominada Nosotros También Amamos.

Asimismo, estamos iniciando los contactos con otros defensores de derechos humanos para impartir talleres con el fin de elevar la profesionalidad de los mismos a través fundamentalmente de la enseñanza de las normas y procedimientos para comunicar en debida forma a Naciones Unidas presuntas violaciones de que tenga fehaciente conocimiento en sus zonas de acción.

Esta labor de promoción la realizamos por la Cátedra de Derechos Humanos Profesores Ernesto Dihigo y Guy Pérez, que pretendemos inicie su labor lo antes posible después de meses de preparación metodológica de sus profesores e instructores y haber comunicado de la misma al Señor Santiago Martínez Orense.

  1. El 6 de noviembre nos disponíamos, la defensora de derechos humanos Meibol María Sánchez Mujica, también promotora de la Corriente Martiana, junto a este remitente, a viajar al pueblo de Morón, en la provincia Ciego de Avila, con el objetivo de visitar a un activista para conocer sobre la marcha de la campaña en esa zona y a defensores de la localidad con el fin de coordinar la impartición del taller en la misma localidad.

Para ello contabamos con el pasaje para las siete horas y treinta minutos de la noche del 6 de noviembre. Al intentar abordar en la Terminal de Omnibus inter-provinciales de Ciudad de la Habana, un agente nos mostró un carné con las siglas DSE, correspondiente al Departamento de Seguridad del Estado (en lo adelante seguridad o DSE) y nos arrestó arbitrariamente al pedirnos y retirarnos el documento identificativo (carné de identidad) quien posteriormente nos condujo desde el andén hacia el patio de la terminal sin decir el motivo del arresto.

Ya en el parqueo, se acercó el oficial que dice nombrarse Javier mientras permanecían vigilantes en los alrededores una decena de otros individuos vestidos de civil y varios agentes de la Policía Nacional Revolucionaria de uniforme. Nos cercaron y llamaron dos autos patrulleros que nos condujeron por separado hacia las afueras de la ciudad. Me quitaron el celular y la mochila con mis pertenencias.

Fui trasladado en uno de los auto patrulla con sus dos tripulantes, el agente que dice nombrarse Javier a un lado en el estrecho asiento trasero y otro policía de uniforme al otro lado. El tal Javier se dedicó todo el tiempo a difamar sobre mi persona, mi familia y otros promotores de la Corriente Martiana, hablando de problemas correspondientes a la intimidad familiar, falsos en todos los casos, denigrando a mi persona y otros promotores de la Corriente. Todo esto a pesar de que le advertí desde el inicio que me acogía al derecho a guardar silencio durante este arresto arbitrario.

Debajo de un puente de la carretera Seis Vías hacia la provincia de Pinar del Río, nos esperaba otro auto aparentemente particular en que viajaba el que dijo ser jefe de Javier y quien dio un nombre que no recuerdo. El que dice nombrarse Javier continuó profiriendo ofensas y amenazas hasta el último momento y registró mi mochila.

Me incautaron una copia del documento Por una Cuba Martiana que puede ser visto en la página de la Corriente y que posee los acuses de recibo de instituciones oficiales, varias planillas de adhesión de Organizaciones de la Sociedad Civil no reconocida oficialmente a la queja presentada en días anteriores al relator contra la tortura de Naciones Unidas y una copia impresa del Taller de Derechos Humanos antes referido.

Antes de retirarse, los agentes de la seguridad me amenazaron con que no podía ir a Ciego de Avila. Al preguntarles en qué ley basaban esa prohibición violatoría del artículo 13 de la DUDH, el tal Javier expresó que por la “Ley de Javier” y su jefe ratificó la prohibición violatoria de la normativa internacional de derechos humanos, en particular de la Resolución 53/144. El jefe amenazó además que le quitarían la cámara de video al promotor Manuel Rodríguez Alonso si seguía filmando “lo que no debe”.

Dos policía se sentaron a ambos lados del asiento trasero en que me mantuvieron todo el tiempo del registro y las amenazas y entonces me condujeron en la propia patrulla hasta un lugar conocido como Novia del Mediodía en la Carretera Central de la periferia de la capital para que supuestamente me dirigiera a Cabañas a pesar de que en horas de la noche eso no es posible por no haber transporte público en servicio.

  1. Los participantes en esta detención arbitraria y otras violaciones incluyeron alrededor de una decena de individuos vestidos de civil, los tres referidos anteriormente y otros que permanecieron a distancia en disposiciones amenazantes tanto en la terminal como en la carretera. Dos autos patrulleros de la policía con dos tripulantes cada uno y alrededor de ocho policías más de completo uniforme que recibieron órdenes en todos los casos del tal Javier y el que dijo ser su jefe.
  1. La experiencia de años demuestra que es inútil presentarles cualquier queja a las autoridades cubanas pues en numerosas ocasiones anteriores lo hemos hecho y NUNCA HAN RESPONDIDO CONFORME ESTABLECE LA LEY NACIONAL y lo denunciado se mantiene, y hasta empeora, permaneciendo impunes los funcionarios violadores de derechos humanos.

Esta comunicación se presentará al Representante para los Defensores a través de la unidad de América de la OHCHR, se publicará en la web de la Corriente Martiana y se hará llegar a sedes diplomáticas de La Habana y a todas las Organizaciones de la Sociedad Civil que mantienen relaciones con la Corriente Martiana.

Esperamos que fundamentalmente sea el Relator Especial de NU quien cumpla con su mandato institucional y nos mantenga al tanto de los resultados de su gestión, que es la única que pude lograr que sigamos haciendo nuestra labor según las normas y procedimientos establecidos por la propia ONU para la defensa de los derechos humanos en un país miembro del Consejo de dichos derechos en la actualidad y por tercera vez desde su integración.

  1. En esta ocasión el arresto arbitrario y todas las demás violaciones persiguen que no continúe con mi labor como defensor de derechos humanos, particularmente en la zona a que pretendíamos viajar esta vez.

Esta no es una violación aislada pues he sufrido decenas de ellas que incluyen numerosos arrestos arbitrarios, mítines de repudio, visitas intimidatorias de miembros de las denominadas brigadas de respuesta rápida que pertenecen a la Asociación de Combatientes de la Revolución, campañas de descrédito, ataques a la honra, a la vida familiar, incautación de medios, de mi vivienda a pesar de mi status de heredero “especialmente protegido” por la ley nacional y otras acciones coercitivas e intimidatorias contra familiares y allegados, violándose casi todos los derechos que me corresponden como miembro de la familia humana en general y como defensor en particular.

Esta violación aquí comunicada forma parte de un diseño represivo para impedir nuestra labor como defensores de derechos humanos, y la de miles de compatriotas, manteniendo bajo impunidad a los violadores. Estamos en presencia de un cuadro fehacientemente probado de violaciones sistemáticas e institucionalizadas de derechos humanos y libertades fundamentales, en particular contra los defensores.

  1. Esta información es presentada por la propia víctima, cuyas generales y datos de contacto aparecen al inicio de esta comunicación.

En esta caso consideramos que han sido violados, al menos:

– Artículo 9 de la Declaración Universal sobre detenciones arbitrarias.

– Artículo 12 sobre no injerencia en la vida familiar ni ataques a la honra.

– Artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos sobre libre circulación dentro de un Estado.

– Artículo 21 de la Declaración Universal y el artículo 8 de la Resolución sobre los defensores 53/144. 2. sobre el derecho a participar en el gobierno de su país, en este caso referido a la campaña de aprobación del matrimonio igualitario pues en dicho artículo se establece:

“Ese derecho comprende, entre otras cosas, el que tiene toda persona, individual o colectivamente, a presentar a los órganos y organismos gubernamentales y organizaciones que se ocupan de los asuntos públicos, críticas y propuestas para mejorar su funcionamiento, y a llamar la atención sobre cualquier aspecto de su labor que pueda obstaculizar o impedir la promoción, protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales”

dado que con la campaña solo pretendemos se reconozca la igualdad de derechos sin discriminación por preferencia sexual.

– El artículo 20 de la Declaración sobre la libertad de reunión y el 16 de la Resolución 53/144 que establece que: “Los particulares, las organizaciones no gubernamentales y las instituciones pertinentes tienen la importante misión de contribuir a sensibilizar al público sobre las cuestiones relativas a todos los derechos humanos y las libertades fundamentales mediante actividades de enseñanza, capacitación e investigación en esas esferas con el objeto de fortalecer, entre otras cosas, la comprensión, la tolerancia, la paz y las relaciones de amistad entre las naciones y entre todos los grupos raciales y religiosos, teniendo en cuenta las diferentes mentalidades de las sociedades y comunidades en las que llevan a cabo sus actividades”.

Pues nos dirigíamos a Morón a coordinar la im-partición de talleres ya señalados y copia del cual adjuntamos (ANEXO 1).

En espera del correspondiente acuse de recibo de la presente por parte de la Sección de América de la OHCHR así como de la del Representante Especial para los Defensores, queda este servidor, en disposición de aportar más elementos sobre el caso ahora comunicado y sus muchos antecedentes, y deseándoles las mejores cosas a Ustedes y los suyos.

Moisés Leonardo Rodríguez Valdés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s