Los Padres Fundadores iluminan nuestros caminos.

Posted on Actualizado enn

índice-1

La Habana, Cuba, 05 de Abril de 2016.-Algunos amigos nos preguntan por qué los promotores de la Corriente Martiana promovemos y protegemos de diversas formas los derechos humanos entre nuestros compatriotas, a pesar de los riesgos que ello han entrañado, y aún entraña, en las condiciones de Cuba.

El que seamos una institución patriótica se explica porque tenemos como base la doctrina de los Padres Fundadores de la nacionalidad cubana, que en Martí encuentran su compendio y síntesis pero que no excluye sentencias sabias de otros como Ignacio Agramonte.

Es Agramonte, al que Martí calificara metafóricamente como “aquel diamante con alma de beso”, el que se refiere al autoritarismo español de su época, en la conocida como Sabatina del 22 de febrero de 1862, pero válido para todos los totalitarismos y autoritarismos de todos los tiempos, afirmando:

“Por el contrario, el Gobierno que con una centralización absoluta destruya ese franco desarrollo de la acción individual, y detenga la sociedad en su desenvolvimiento progresivo, no se funda en la justicia y en la razón, sino tan solo en la fuerza; y el Estado que tal fundamento tenga, podrá en un momento de energía anunciarse al mundo como estable e imperecedero, pero tarde o temprano, cuando los hombres, conociendo sus derechos violados, se propongan reivindicarlos, irá el estruendo del cañón a anunciarle que cesó su letal dominación”.

Para conocer “sus derechos violados” y proponerse “reinvindicarlos” los hombres y mujeres han de conocer previamente esos derechos y ser capaces de reclamar, no solo los suyos sino también los de sus semejantes, en gesto de natural e imprescindible fraternidad .

Es por esto último, y por estar convencidos que es en la mente de los hombres donde se han de sembrar los baluartes de la democracia como forma de convivencia, las normas propias de un Estado de derecho y de una economía social de mercado, es que luchamos a riesgo los promotores de la Corriente junto a nuestros colaboradores, seguidores y aliados.

Es este nuestro aporte a los cimientos de una cultura de derechos humanos que tratamos de socializar con nuestro desempeño. Es que solo sobre esa cultura será posible la efectividad de las instituciones democráticas, las de un Estado de derecho y las de una economía social de mercado en las que participen todos, para el bien de todos.
Promotores de la Corriente Martiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s