Solidaridad con migrantes cubanos en Costa Rica

Posted on Actualizado enn

Foto Agencia Reuters
Foto Agencia Reuters

Cuba, 25 de Noviembre 2015.-La Corriente Martiana, institución no reconocida oficialmente por el gobierno cubano, hace público el agradecimiento de nuestros promotores, y de muchos otros cubanos sin voz, a los hijos de Costa Rica y Nicaragua que están ayudando a los poco más de 1,500 compatriotas atrapados en la frontera entre esos dos países.

Estos cubanos están haciendo valer su derecho refrendado en el artículo 13.2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas que dice: “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.

Representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, el pasado 18 de noviembre, declararon ante el periódico Juventud Rebelde  que “estos ciudadanos son víctimas de la politización del tema migratorio por parte del gobierno de los Estados Unidos, de la Ley de Ajuste Cubano y, en particular, de la aplicación de la llamada política de pies secos-pies mojados”.

Lo que no reconoce esta declaración es que estos cubanos, y muchos más en la isla que desean seguir sus pasos, huyen de las pésimas condiciones materiales y espirituales en las que viven la mayoría desde hace un cuarto de siglo, cuando comenzó una crisis social y económica que ha venido empeorando y que se acompaña de la falta total de esperanza y confianza en el gobierno para su solución o alivio como lo demuestra la vida cotidiana.

Huyen cubanos, más apropiado que el término “ciudadanos” utilizado en la nota oficial, por causa de las políticas públicas fallidas que los gobernantes se empecinan en mantener bajo el supuesto de defender una “revolución” que murió traicionada por esos mismos gobernantes o de un “socialismo” que es el eufemismo utilizado para designar una excesiva centralización y la prevalencia de los intereses del grupo de poder sobre los de los gobernados.

El compromiso del gobierno cubano no debe ser, como reza el final la declaración de marras, “con una emigración legal, segura y ordenada” sino con su pueblo, con “los humildes” como se prometió antes de acceder al poder los que hoy lo detentan, con el bienestar del pueblo cubano todo y no con modelos e ideologías que el Apóstol de la independencia e instauración de la Nueva República en Cuba, José Martí, catalogó como “extranjerizas, confusas e incompletas” y que son la causa esencial de la emigración.

Los actuales gobernantes han convertido a nuestra isla en una de emigrantes cuando hasta 1959 era una de inmigrantes. Han extendido el temor y la miseria de la que huyen los cubanos aunque por ese mismo temor declaren cuando llegan a terceros países, que lo hacen por “causas económicas”.

¡Presentar solo parte de un problema equivale a mentir! ¡Basta de aprovechar la emigración, y el anhelo de ella, como válvula de escape a la creciente presión del descontento popular y, de paso, como forma de salir de grupos para los cuales no hay infraestructuras adecuadas ni empleos con salarios decorosos en la isla que, al lograrlos en el exterior, incrementan las arcas oficiales con el mayor renglón de ingresos del Gobierno de Cuba: las remesas familiares.

¡Libertad a los cubanos para que vivan al fin en el siglo XXI con la dignidad y decoro que brindan el trabajo y la creatividad honestos que deben ser las únicas fuentes de riqueza y al mismo tiempo el ancla que, unida al amor a la tierra en que se nace, permita la permanencia de los cubanos en su patria de forma legal, segura y ordenada!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s